Uno de los más sanguinarios combatientes del ISIS llegó en patera a Almería

  • Tres pedidos de kebab permitieron ‘cazar’ en Almería a uno de los yihadistas más buscados de Europa.
  • La investigación judicial sobre Abdel-Majed Abdel Bary, desvela la operación policial que permanecía hasta ahora bajo secreto de sumario.
  • Fue detenido en abril de 2020 en un piso de la calle Cádiz y permanece encarcelado en un módulo de aislamiento en Madrid.

El sumario de la Operación Altepa, que la Audiencia Nacional ha mantenido bajo secreto hasta este verano, revela los detalles de la captura en Almería de Abdel-Majed Abdel Bary, un exrapero británico acusado de convertirse en uno de los más sanguinarios combatientes del ISIS tras viajar a Siria.

Todo comenzó cuando los investigadores recibieron el aviso de que este “violento” Foreing Fighter (Combatiente Extranjero) quería volver a Europa “llegando en patera a algún punto desconocido de la costa de Almería”. Un complejo dispositivo del CNI se activó entonces ante las sospechas de que uno de los yihadistas más buscados de Europa pudiera esconderse en un rincón del sureste peninsular: “El hecho de que pretenda llegar al margen de cualquier medio de viaje regular permite hacer pensar que su objetivo es el de cometer cualquier tipo de acción relacionada con su militancia terrorista o, cuando menos, recabar apoyo local para viajar por territorio europeo”.

A partir de ese momento iniciaron la vigilancia que permitió que Abdel Bary fuera detenido en la calle Cádiz de la capital almeriense en la primavera de 2020.

Las aplicaciones móviles propiciaron su caída.

El 14 de abril, en pleno confinamiento por el coronavirus, llegaron cinco pateras a la costa y el yihadista podía viajar en una de las que tocaron tierra. Los investigadores, que tenían información previa de que podía haber llegado a la ciudad, comenzaron el rastreo.

Comprobaron sin éxito el listado de clientes de hoteles de la provincia y también revisaron los controles de entrada en territorio nacional por los pasos habilitados. Pero tampoco consiguieron nada. La mejor pista brotó del móvil.

Los Agentes habían analizado las redes sociales de los sospechosos y, según el sumario, tenían identificado el perfil del usuario de Siddiki en las aplicaciones de envío de comida a domicilio, a las que se preguntó si tenían registrado algún pedido reciente.

Uber Eats respondió:

—El 15 de abril de 2020, a las 22:46 horas, Abderrezak Seddiki hace un pedido a The Kebab Shop, entregado en las coordenadas que se corresponden a la calle Ledesma, números 6-14, de Almería.

—El 16 de abril de 2020, a las 22:00 horas, realiza un pedido al Makro Döner, entregado en las coordenadas pertenecientes a la calle Cádiz, 24-34.

En ese momento, se pusieron en marcha dos nuevos dispositivos de vigilancia “sobre ambos puntos de entrega”, con la hipótesis de que en las inmediaciones se escondían los presuntos yihadistas. Un despliegue que culmina a las 14:48 del 18 de abril, cuando un repartidor con un tercer envío recorre la calle Cádiz y propicia que Siddiki se asome al balcón. Tras reconocer al sospechoso, el agente allí apostado decide seguir los pasos del motorista. Entra con él en el portal del número 20 y observa desde el descansillo de la segunda planta cómo otro hombre abre la puerta de la casa. A este también lo identifica: es Abdel-Majed Abdel Bary.

“Extremadamente violento”

La Operación Altepa entra así en ebullición. La Audiencia autoriza el registro de la casa, un piso turístico alquilado a través de Airbnb.

Los Agentes entran el 20 de abril, detienen a sus tres ocupantes y aprehenden cinco teléfonos móviles, un dispositivo USB, un ordenador y diversa documentación. Una intervención que queda plasmada al detalle en un sumario que aún sigue abierto y que mantiene a Abdel Bary encerrado en un módulo de aislamiento de la cárcel de Soto del Real.

Abdel Bary, a quien se atribuye un delito de integración en organización terrorista, niega las acusaciones. En prisión contó que llegó a Almería para “trabajar en invernaderos o recogiendo fruta”, y que antes había viajado a Siria “para ayudar a los musulmanes por motivos humanitarios, en el marco de la revolución”.

Las pesquisas abiertas en la Audiencia han intentado trazar el viaje que hizo hasta entrar en España, así como identificar a las personas que lo ayudaron y sus supuestos contactos con las estructuras yihadistas asentadas en Europa. La Fiscalía y la Juez María Tardón, en línea con los Agentes, mantienen que existen indicios de que el detenido forma parte del ISIS y que desembarcó en Almería tras zarpar desde Argelia, adonde llegó desde Turquía.

La Policía recalca que constituía una “célula itinerante” con “reparto de tareas” y de la que “no puede descartarse” que contase con más “miembros y apoyos” asentados en España u otro país del continente.

De origen egipcio, este exrapero conocido como “Lyricist Jinn” y “L Jinny” es hijo de Adel Abdelmajed Abdelbary, histórico terrorista de Al Qaeda extraditado a EE UU en 2002 por participar en los atentados perpetrados contra las embajadas estadounidenses de Kenia y Tanzania.

Los Agentes aseguran que el vástago viajó en 2013 a Siria para luchar con el ISIS. “A principios de 2014 fue fotografiado con una cabeza decapitada de un ‘infiel’ colgando de su mano, aparentemente durante su estancia en Raqqa (considerada capital del Estado Islámico) y prometiendo guerra sin cuartel a Occidente”, subraya otro informe policial.

Ser Policía

Check Also

Al menos seis personas yacen en la calle cubiertas con mantas tras un tiroteo en EEUU

Ocurrió en la ciudad de Highland Park, en Illinois, el extrarradio de Chicago, y este es …

Desokupa lo vuelve a hacer y consigue desalojar a los «inquiokupas» sirios de Fuenlabrada

Este es el vídeo del momento en que confirman el desalojo tras varias horas de …

Un hombre provoca la cancelación de un vuelo y es detenido en el avión por la Guardia Civil

Un testigo grabó el momento de la detención en vídeo y fue difundido en redes …

Detenido un Policía Local en el Sur de Tenerife por estafa y cobros ilegales a turistas

Está investigado por quedarse con dinero de jóvenes extranjeros que pudieran tener pequeñas cantidades de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.