Detenidos tres marroquíes por un intento de secuestro a punta de pistola

  • Tras una peligrosa persecución por la zona, los Agentes de la Guardia Civil interceptaron el vehículo en el que escapaban.
  • La Policía les intervino un arma de fuego, un taser, sprays de de defensa personal, cartuchos, bridas y cinta americana, entre otros objetos.

Agentes del Puesto Principal de la Guardia Civil en Chiclana, en una actuación en la que también intervino la Agente de la Policía de Berlín que se encuentra prestando servicio en la localidad dentro del Plan Turismo Seguro, detuvieron en una barriada de la localidad a tres jóvenes relacionados con un intento de secuestro a punta de pistola, unos hechos que tuvieron lugar el pasado jueves en torno a las diez de la mañana.

Los Agentes de la Guardia Civil fueron requeridos para que se trasladaran hasta la barriada, ya que una mujer que días atrás había sido testigo de un supuesto intento de secuestro a punta de pistola volvió a ver a los jóvenes relacionados con los hechos en la zona.

A la llegada de los Agentes hasta dicho lugar, la mujer les informó de que el vehículo, que había estado estacionado en la barriada durante toda la mañana con los tres jóvenes en su interior, acababa de marcharse, por lo que la patrulla de la Guardia Civil procedió a realizar un recorrido por las inmediaciones para intentar encontrar a los sujetos.

Minutos después, el vehículo fue localizado circulando por la Cañada de los Barrancos, por lo que se inició una persecución en la que los Agentes requirieron al conductor del mismo que se detuviera activando las señales luminosas y acústicas, sin que éste hiciera caso a los requerimientos policiales y aumentando la velocidad del coche de forma brusca.

Tras unos dos kilómetros de persecución, en el momento en el que el sujeto que ocupaba el sillón del copiloto arrojaba un objeto plateado por la ventana del turismo, los Agentes consiguieron cruzar el coche patrulla delante del vehículo al que perseguían para detener su marcha. Una vez junto al vehículo, la Guardia Civil les reclamó que detuvieran el motor y arrojaran las llaves por la ventana, sin que dichos requerimientos surtieran efecto, por lo que los Agentes tuvieron que sacarlos del coche empleando la fuerza ante la negativa de los ocupantes, que intentaron escapar del lugar forcejeando con los policías intervinientes.

Una vez asegurada la situación, siendo los tres ocupantes del vehículo esposados y colocados en posición de seguridad, los Agentes iniciaron la inspección del vehículo, una actuación que causó gran revuelo entre los vecinos de la zona ya que se trataba de una hora de gran concurrencia de personas en la vía pública y de una actuación que requirió de la utilización de la fuerza por parte de los Guardias Civiles.

Tras ser inspeccionado, en el coche se encontró un cargador de un arma corta con varios cartuchos en su interior, así como otros dos cartuchos en el suelo del vehículo. Asimismo, los Agentes encontraron varios objetos como numerosas bridas de plástico, varios pares de guantes de goma, un taser con forma de puño americano, un martillo y un cincel, varias prendas de vestir de color oscuro, varios teléfonos móviles, varios sprays de defensa personal y un rollo de cinta adhesiva americana.

Una vez personadas en el lugar varias patrullas de refuerzo de la Guardia Civil, los Agentes encontraron a escasos metros del lugar de la detención un arma corta de fuego de color plateado sin cargador, en la cuneta de la carretera, objeto que momentos antes vieron con arrojaban del vehículo.

Los tres jóvenes, de nacionalidad marroquí y que no portaban documentación alguna, fueron detenidos por delitos de desobediencia grave y tenencia ilícita de armas, siendo trasladados a dependencias policiales junto con los efectos intervenidos y el vehículo empleado y puestos a disposición del Equipo de Policía Judicial, para la continuación de las investigaciones.

Posteriormente, los sujetos fueron puestos a disposición judicial, quedando a continuación en libertad. Este hecho ha causado, como en otras ocasiones, perplejidad entre asociaciones y sindicatos de la Guardia Civil, al destacar que contaban incluso con antecedentes por hechos similares. 

AUGC se lamenta, precisamente, por esta libertad: «Una testigo los reconoce y avisa a Guardia Civil, llega la patrulla, desobedecen las órdenes de los Agentes y huyen. Tras seguirles, logran detenerlos, no sin resistencia. Se encuentra un arma de fuego y material susceptible de ser usado en un secuestro (cinta, bridas…) y se ponen los detenidos a disposición judicial. Tras la vista, cada uno a su casa. Y está, señores y señoras es la Justicia y Ley que tenemos. Después, si al desobedecer a los Agentes, los sospechosos en su huida atropellan a un Guardia Civil, ya nos pondremos los trajes negros e iremos al entierro ¿No?».

Ser Policía

Check Also

Un individuo de origen argelino huye de la Policía en Ibiza y es placado por un ciudadano

Un testigo de los hechos grabó en vídeo el momento y lo difundió en redes …

Nuevo golpe a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, otro Policía ha decidido dejarnos

D.S.B.C, Policía Local destinado en Córdoba se ha quitado la vida ante el desconcierto de …

La Policía Nacional solicita colaboración ciudadana para localizar al autor de un homicidio

Se trata de un varón, de origen sudamericano y nacionalizado español, que se encuentra en …

Detenido un menor de 16 años por matar a su madre en el barrio de la Rondilla de Valladolid

El agresor, que utilizó un cuchillo de cocina, llamó a una amiga de Barcelona para …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.