Multado por dejar una cámara en el interior del coche para pillar a los que se lo rayan

El hombre, propietario de un vehículo, ha sido sancionado por Protección de datos con 1.000 euros por dejar una cámara encendida en su interior para grabar a los autores de «actos vandálicos».

Un propietario de un vehículo, residente de A Coruña, ha sido multado con 1.000 euros por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por dejar una cámara encendida en el interior del coche, desde la que grababa una zona pública. El multado ha dicho que el objetivo del dispositivo era registrar y disuadir a los autores de repetidos «actos vandálicos» que ha sufrido el coche, lo que no ha servido para que el regulador de privacidad le libre de la multa.

1.000 euros de multa por la Agencia Española de Protección de Datos

En su resolución, la AEPD considera probado que la cámara funcionaba y que grababa la vía pública: «Consta acreditada la operatividad del dispositivo de grabación, aspecto este confirmado por el propio reclamado al usar las imágenes (datos personales) para acreditar la presunta autoría de actos vandálicos contra el vehículo», señala.

El sancionado también ha enviado «informes» que demostrarían «su intención de resolver dicho incidente en varias ocasiones», pero eso tampoco ha servido de atenuante y la AEPD contesta que «no se aporta denuncia o documento alguno que acredite los daños y perjuicios sufridos en el vehículo, más allá de las meras manifestaciones del reclamado».

La Policía Local de A Coruña retiró el vehículo y lo trasladó al depósito municipal

La Policía Local de A Coruña comprobó que el coche estaba grabando desde su interior y procedió a retirar el vehículo y lo trasladó al depósito municipal. Se permite poner cámaras en el interior de un coche pero siempre que solo se grabe lo que ocurre en su interior y no pongan en peligro la seguridad vial.

En cambio, las normas de protección de datos no permiten orientarlas hacia el exterior, puesto que las imágenes de los transeúntes forman parte de su información personal. No pueden recogerse sin su consentimiento y un motivo justificado.

La única excepción es que el vehículo se encuentre en movimiento y el objetivo de las imágenes sea utilizarlas «en caso de colisión o accidente», explica la AEPD. Dice que el almacenamiento de dichas imágenes «solo está permitido con el vehículo en movimiento y en el caso puntual de accidente».

Si el coche está parado, ni siquiera con la excusa de que las imágenes no se suben a Internet ni se comparten con terceros exime de la prohibición.

Proliferación de dispositivos que gravan las calles

Además, la AEPD recuerda que la grabación de la vía pública con motivos de vigilancia «está reservada en exclusiva a las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado», aunque reconoce que «en los últimos tiempos» se está produciendo una «proliferación latente» de distintos tipos de dispositivos que graban las calles.

Ser Policía

Check Also

Un individuo de origen argelino huye de la Policía en Ibiza y es placado por un ciudadano

Un testigo de los hechos grabó en vídeo el momento y lo difundió en redes …

Nuevo golpe a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, otro Policía ha decidido dejarnos

D.S.B.C, Policía Local destinado en Córdoba se ha quitado la vida ante el desconcierto de …

La Policía Nacional solicita colaboración ciudadana para localizar al autor de un homicidio

Se trata de un varón, de origen sudamericano y nacionalizado español, que se encuentra en …

Detenido un menor de 16 años por matar a su madre en el barrio de la Rondilla de Valladolid

El agresor, que utilizó un cuchillo de cocina, llamó a una amiga de Barcelona para …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.