La familia del joven atropellado en Gijón denuncia a la Policía Local

Estima que los Agentes no debieron perseguir al conductor fugado desde Gijón y les acusa de omisión de socorro por no parar y auxiliar a la víctima.

La familia de Juan Carlos Jiménez, el joven de 22 años fallecido tras ser arrollado en Llanera por un conductor que se dio a la fuga en Gijón, ha denunciado a la Policía Local gijonesa al considerarla corresponsable de la muerte.

La acusación particular, ejercida por los padres y la viuda de la víctima, sostiene que los Agentes son corresponsables del fallecimiento por haber perseguido al conductor durante catorce kilómetros «sin que existiese razón de peso para ello», por no llevar, supuestamente, las sirenas en la persecución, «solo los rotativos luminosos» y por un presunto delito de omisión de socorro, ya que, según los familiares del fallecido, no detuvieron su marcha cuando se produjo el atropello mortal en la recta de Coruño.

La acusación particular también ha denunciado a Constantino N. M., el conductor que atropelló al joven a la puerta de su casa tras invadir el arcén en una vertiginosa huida de las patrullas de la Policía Local que le perseguían desde Gijón.

La denuncia ha sido interpuesta en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Oviedo, cuyo titular decretó para el hombre el ingreso en prisión, sin fianza, por un delito de conducción temeraria, en relación con otro delito de homicidio imprudente.

El fatal desenlace se producía en la recta de Coruño, en el concejo de Llanera, el lunes 20 de septiembre.

El conductor que atropelló mortalmente a Juan Carlos Jiménez, casado y padre de dos hijos pequeños, se dio a la fuga en Porceyo después de que una patrulla de la Policía Local le diese el alto al observar que circulaba de forma anómala.

Lejos de detenerse, aceleró y emprendió una peligrosa huida por la AS-II. Salió de la carretera en la desviación de Llanera y a los pocos kilómetros arrolló al peatón al esquivar una hilera de vehículos detenidos en la calzada. Tampoco ahí se detuvo. Siguió la marcha, perseguido ya por tres dotaciones de la Policía Local y la Guardia Civil, y se apeó del vehículo en Lugo de Llanera.

La mujer que viajaba de copiloto era la propietaria del coche. Constantino N. M. no tenía el permiso de conducir en vigor (le habían retirado todos los puntos) y tenía una orden de búsqueda y captura en vigor.

Ser Policía

Check Also

Un perro cae al mar desde un barco camino a Ibiza y llega a nado hasta Águilas (Murcia)

Unos bañistas encontraron al perro sano y salvo en la playa de Cope del municipio …

Un marroquí, un dominicano y un argelino propinan una paliza a una pareja para robarle

Les sorprendieron de madrugada y les causaron múltiples lesiones únicamente para robarles el bolso que …

Muere Eduardo Mena, entrenador personal de famosos, por un problema repentino en la vena aorta

Eduardo pasó al gimnasio hace tres décadas, convirtiéndose en uno de los entrenadores más solicitados …

Una mujer fallecida con heridas de arma blanca y un hombre muerto con síntomas de intoxicación

Los cuerpos, en avanzado estado de descomposición, han sido encontrados en un domicilio por la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.