La banda del botellón, menores de origen magrebí, que amenaza Madrid

  • Son delincuentes que portan cuchillos y machetes, y que también cuentan con chicas entre sus miembros.
  • Un grupo de menores que se organiza para robar cada fin de semana teléfonos móviles y carteras aprovechando las convocatorias de jóvenes para beber alcohol.

Una violenta banda de menores de origen magrebí está causando estragos en los botellones y reuniones de jóvenes en los últimos días en Madrid.

Van armados con cuchillos y hasta con machetes para afanar móviles y carteras en las concentraciones juveniles impregnadas de alcohol.

Son desafiantes, provocadores y altivos. Se les detiene y vuelven a delinquir sabiendo que sus leves fechorías no van a acarrear ningún castigo penal. Su arrogancia les ha llevado incluso a burlarse en algún caso de los agentes: «Ja, ja, esta tarde mismo estoy en casa», han llegado a decir a la cara a los agentes.

Han sido identificados en varias ocasiones, siete fueron detenidos en las fiestas de Villaviciosa y este fin de semana han vuelto a actuar en un macrobotellón del parque del Oeste.

Si las víctimas se resisten, atacan con crueldad y ya han dejado un reguero de sangre con seis apuñalados en estas concentraciones.

Esta banda del botellón está compuesta por un centenar de menores, aunque solo están identificados unos 20, algunos residen en distritos del sur de la capital de España y en otros municipios como Leganés o Las Rozas, según las fuentes de la investigación.

Su objetivo es buscar por redes sociales las convocatorias de botellón en Madrid y también acuden a las fiestas de distritos y pueblos de la periferia de la región, sobre todo en los municipios más ricos.

Se reúnen los viernes y sábados por la noche para iniciar su cacería.

Beben y escuchan música hasta la una y las dos de la madrugada. A esa hora se despliegan. Son conscientes de que muchas de sus víctimas están muy bebidas y son más vulnerables. Es el momento de cometer los pillajes. Una vez que llegan al lugar del botellón buscan sus objetivos más débiles. Nunca en el meollo del botellón. Suelen elegir a jóvenes despistados que se separan de los grupos o a parejas que buscan más intimidad.

Entre el grupo de asaltantes hay varias chicas que suelen elegir a otras adolescentes para pedirles el teléfono móvil con la excusa que se les ha estropeado el suyo. Normalmente, no consiguen su objetivo por lo que suelen actuar en ese momento los otros miembros de la banda para arrebatar el teléfono a la víctima elegida.

En otras ocasiones suelen emplear la violencia física desde el primer momento para apoderarse del teléfono móvil del menor. «A varios chicos les han pegado un puñetazo y si es necesario les amenazan con un cuchillo», cuenta uno de los investigadores.

El grupo está organizado y planifica sus golpes, aunque no está aún definida su jerarquía y quiénes son sus líderes. Se sospecha que son los más mayores del grupo los cabecillas, pero de momento es algo que está en fase de averiguación.

Sí se ha verificado que disponen de una red de receptadores que les compran de forma inmediata los teléfonos móviles que roban.

La Policía Nacional y la Guardia Civil continúan investigando a estos menores magrebíes `para poder identificar a todos los miembros, que podría ascender a un centenar, y demostrar ante Fiscalía de Menores que se trata de un grupo organizado cuyo única forma de vida es el hurto y el robo con violencia.

Ser Policía

Check Also

Una mujer y su hija mueren en un accidente de tráfico y otra hija está luchando por su vida

La mujer tenía 40 años y las dos hijas son menores de 14 años. Ocurrió …

Un inmigrante consigue cruzar la valla de Melilla volando en parapente

Dos testigos, que dieron aviso a la Guardia Civil, grabaron el momento en vídeo y …

Detenido «El Lute» por agredir a dos Agentes de Medio Ambiente y quemar su vehículo oficial

Los Agentes de Medio Ambiente tuvieron que huir para repeler la agresión con un machete …

Un gambiano trata de atropellar a un Policía cuando huía tras cometer un atraco

El Agente tuvo que saltar por encima del capó del vehículo para evitar ser arrollado. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *