Halladas dos Policías Nacionales en prácticas brutalmente torturadas y asesinadas

El cuerpo de una de las Agentes presentaba signos de haber sufrido agresiones sexuales.

Dos Policías Nacionales en prácticas fueron halladas, el 05 de octubre de 2004, muertas en el piso en el que vivían en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) con signos de haber sido brutalmente asesinadas con un arma blanca.

Las dos Policías, de 23 y 28 años, fueron encontradas tras avisar los vecinos de un incendio, al parecer intencionado, en el piso que compartían. Los Mossos d’Esquadra, que tienen las competencias policiales en esa ciudad, investigaron las circunstancias de las muertes, si bien, fue la Guardia Civil quien finalmente detuvo al autor. Según fuentes de la Policía catalana, una de las jóvenes fue encontrada semidesnuda con signos de violencia sexual.

La Policía más joven, que ayer cumpliría años, estaba destinada en el barrio barcelonés de La Verneda -al parecer había estado de servicio hasta las ocho de la mañana- y la otra en Castelldefels, población situada a 20 kilómetros de Barcelona. Ambas vivían en el séptimo piso, puerta segunda, de un bloque situado en el número 48 de la Rambla de La Marina, en el populoso barrio de Bellvitge de L’Hospitalet.

Primero fueron torturadas y vejadas, después las asesinó y, finalmente, prendó fuego al piso para no dejar pistas. Todo ocurrió en menos de dos horas, entre las ocho y las diez de la mañana, hora en la que los cadáveres de las Policías Nacionales en prácticas María Aurora Rodríguez García y Silvia Nogaledo, naturales de los municipios leoneses de Toral de los Guzmanes y Noceda de El Bierzo, fueron hallados en el piso que compartían desde hace siete meses en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) envueltas por un escenario dantesco. 

Lo hice yo». Con esa rotundidad confesó sus crímenes el autor de los asesinatos de las dos Policías de Bellvitge (Hospitalet, Barcelona), Pedro Jiménez García, de 35 años, a los Guardias Civiles que lo detuvieron en Gerona.

Se trataba de un agresor sexual reincidente.  «Como en otras ocasiones, asaltó a una joven –una cualquiera– en una portería y la obligó a subir hasta su piso. Esta vez, se encontró con otra chica dentro, y las mató a las dos».

Todo ocurrió durante un permiso carcelario, ahora continúa en prisión ya que la Audiencia de Barcelona lo condenó a 94 años.

La severidad de las penas impuestas obedece, según la sentencia, a que en este caso «el desvalor» de la conducta del procesado «se encuentra acentuado al máximo, revelador de una crueldad y perversidad difícilmente superable siquiera con el esfuerzo imaginativo más envilecido».

En su veredicto el jurado popular consideró a Pedro Jiménez culpable de todos los delitos de que estaba acusado -dos asesinatos, agresión sexual, allanamiento de morada, profanación de cadáver, incendio, robo con violencia y con fuerza y quebrantamiento de condena-, cometidos mientras disfrutaba de un permiso penitenciario.

Nuestro recuerdo para las compañeras asesinadas y todo nuestro apoyo a familiares y amigos.

Ser Policía

Check Also

Detenido un argelino tras agredir a un Policía que le sorprendió robando en una furgoneta

El detenido sustrajo de una furgoneta de reparto una bandolera y, posteriormente, agredió al Agente …

En libertad tras propinar una brutal paliza con un bastón modificado a un joven en Alicante

La víctima fue golpeada en varias ocasiones en la cabeza hasta que quedó inconsciente y …

Detenido un menor por azuzar a su perro contra un mendigo al que acaba mordiendo

Un joven de 17 años de edad ha sido detenido en Santander por azuzar a …

Un hombre de 46 años muere de un infarto fulminante tras ser detenido por la Guardia Civil

Tanto la investigación policial como la autopsia apuntan a que el hombre sufrió una reacción …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *